¿Por qué hay tantos “porqués”?

“Por” y “que” aparecen seguidos en muchos contextos del español, en unos casos van juntos y en otros separados y en unas ocasiones el “que” lleva tilde y en otras no.

Ha bajado la bolsa porque los inversores temen el impago de Grecia

Ha bajado la bolsa porque los inversores temen el impago de Grecia



La siguiente clasificación te puede aclarar esta casuística.

POR QUÉ

Esta forma, compuesta por una preposición y un pronombre interrogativo, sólo se utiliza en las preguntas (oraciones interrogativas), pero tanto en las directas como en las indirectas:

  • ¿Por qué han caído tanto las bolsas de todo el mundo?
  • En los mercados todavía se preguntan por qué han caido tanto los valores
POR QUE

Es la unión de una preposición (por) y un pronombre de relativo. Es fácil saber si estamos ante este caso porque el “que” se puede sustituir por “el cual” (la cual, los cuales, las cuales, según el antecedente):

  • La falta de crédito es el motivo por que se inició esta crisis
PORQUÉ

Este es un sustantivo que se refiere al motivo, la causa o la razón de algo. Se puede poner en plural (los porqués) y siempre va acompañado de un artículo o un determinante (el / este, otro, su, etc.)

  •  Las autonomías no entienden el porqué de la inflexibilidad del estado con los presupuestos
PORQUE

Esta conjunción expresa una causa. Es la que se utiliza para las respuestas y como subordinada que es, explica la causa de lo expresado en la oración principal.

Estos son ejemplos de palabras que tienen significados diferentes si van juntas o separadas, como sobretodo y sobre todo o aparte y a parte.

Foto de jaybergesen en Flickr

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *