Prever o preveer, ¿cómo se escribe?

¿Prever o preveer? Éstas son dos formas que se prestan a confusión, tanto a la hora de escribirlas como en el habla. Una vez conozcamos el origen de estas formas y las interferencias a las que se han visto sometidas, no nos quedará ninguna duda de cómo se escribe correctamente en castellano una oración como la del pie de foto siguiente:

Juan Carlos I puede prever o preveer una vida más relajada tras dejar el trono

Juan Carlos I puede prever o preveer una vida más relajada tras dejar el trono

La abdicación y sucesión de Juan Carlos I se prevé tranquila

“Preveer” no existe. Esta forma es lo que se conoce como una “impropiedad léxica”, que en este caso se produce por la influencia del verbo “proveer” sobre el verbo “prever”, que sí existe y es la forma correcta que tenemos que utilizar. “Prever” y “proveer” tienen ciertas similitudes fonéticas y de forma (son lo que se conoce como “parónimos”) y éstas pueden hallarse en la base del uso de “preveer” en lugar de “prever”. Así pues, no podemos utilizar “preveer” en ningún caso:

La Unión Europea prevee un crecimiento débil de la Eurozona

“Prever” es simplemente un verbo derivado de “ver” mediante el prefijo “pre” y que significa, según el Diccionario de la Real Academia Española, “ver con anticipación”. Al conocer su origen, muchas de las dudas desaparecen, tal como ocurría con el plural de referéndum. “Prever” es algo así como hacer conjeturas sobre lo que va a ocurrir basándose en ciertos indicios. Al ser un derivado de “ver”, un verbo bastante común, su conjugación sigue exactamente el mismo patrón:

Preveo por las informaciones que veo en la prensa que la violencia continuará en México

En este sentido, el infinitivo es “prever” y no “preveer”, el participio es “previsto” y no “preveído” y el gerundio es “previendo”, no “preveyendo”. En cuanto al resto de formas verbales, cabe destacar que tenemos que usar “preví” en lugar de “preveí”, “prevemos” en lugar de “preveemos” y “preverá” en lugar de “preveerá”.

La influencia de “proveer” (reunir lo necesario para alcanzar un fin) es lo que ha provocado que se haya extendido la utilización del verbo “prever” con una conjugación que no le corresponde. Este error se comete tanto en la lengua escrita como en la hablada, y tanto en ambientes más relajados como en los medios de comunicación, por lo que se van generando cada vez más dudas.

 

Foto: recortada de Estonian Foreign Ministry en Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>